lunes, 16 de octubre de 2017

HABLAR


LECTURA: Lc 11, 29-32
En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús y él se puso a decirles: «Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del Hombre para esta generación. Cuando sean juzgados los hombres de esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada esa generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás».

TEXTO QUE ME HA "LLAMADO"
Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás.

MEDITACIÓN-REFLEXIÓN
En realidad, ¿qué signo dio Jonás? Lo único que hizo Jonás fue hablar a la gente y le creyeron. Pero, el hecho de hablar no se hace sólo con las palabras, sino también con los gestos, el tono, el modo que lo hace... y el testimonio. Todo eso habla, comunica, predica.

ORACIÓN
Señor, ayúdame a ser consciente de todo lo que comunico, -no sólo con las palabras- para poder predicar correcta y vivamente tu Evangelio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario