miércoles, 31 de enero de 2018

LLAMÓ Y ENVIÓ

Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos... Les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni alforja, ni dinero; que fueran calzados con sandalias y que no tuvieran dos túnicas.
(Mc 6, 7-9)

Somos enviados en comunidad y en pobreza, especialmente desprendidos de lo material; con total disposición y entrega.

Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario