lunes, 29 de enero de 2018

SE ARROJÓ

Al verlo, se arrojó a sus pies, rogándole con insistencia...
...fue a arrojarse a sus pies y le confesó toda la verdad.
(Mc 5, 22-23.33)

Me arrojo a Ti, reconociendo de este modo mi humildad, mi pequeñez, con la certeza de que me vas a ayudar a levantarme, para seguir caminando y confesando la fe.




No hay comentarios:

Publicar un comentario